Domótica en la oficina

Sin comentarios

¿Domótica en la oficina?

La domótica es la automatización de un espacio para conseguir una mejora calidad de vida. Hace unos cinco años se pensaba que la domótica se implantaría en todos nuestros hogares y sería casi imprescindible en nuestra vida diaria. El paso del tiempo ha demostrado que esto no ha sido así y que la domótica no se ha generalizado si bien existen unos nichos donde su éxito ha sido importante: gestión de piscinas y riegos automáticos de jardines.

Aunque muchos fabricantes presentaron diferentes propuestas para automatizar las diferentes funciones la verdad es que no había un estándar claro al que atenerse por lo que las soluciones solían ser incompatibles entre sí lo cual dificultaba y encarecía las instalaciones. Actualmente ya existe un estándar al que todos los fabricantes deben atenerse si bien los consumidores no han visto la necesidad de utilizar sistemas domóticos domésticos.

Nuestra empresa puede aprovecharse de la relativa bajada de precio de estas instalaciones para mejorar la eficiencia y reducir el consumo. Aunque algunas de estas funciones pueden realizarse de forma individual por cada sistema, el hecho de centralizarlos aporta comodidad y una fácil ampliación e integración.

La calefacción o el aire acondicionado de nuestras oficinas puede activarse media hora antes del inicio de la jornada laboral para que cuando los empleados lleguen la temperatura sea la adecuada para el trabajo. Igualmente se puede parar la climatización una hora antes del cierre si queremos ahorrar. Igualmente si tenemos persianas correderas se puede programar el sistema para que las vaya bajando en función de la inclinación del Sol y así evitamos molestias a nuestros clientes.

Con un sistema domótico podemos activar la alarma de forma automática cuando salgamos de la empresa y programar el encendido temporal de las luces de la oficina de tal forma que desde la calle parezca que hay alguien dentro.

Si disponemos de una iluminaria exterior podemos configurarla para que se encienda a la hora deseada o bien en función de la cantidad de luz solar de tal forma que en verano podemos ahorrar muchas horas de encendido.

Estos son sólo algunos ejemplos sencillos, consulta con tu proveedor de servicios informáticos para obtener más detalles.

Ymant | comunicaciónDomótica en la oficina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *