¿Tienes problemas con la cobertura de Internet? ¿Las páginas del navegador cargan lentamente? La mala calidad de la señal Wifi puede ser uno de los motivos que estén generando que Internet no funcione correctamente. Si te conectas a Internet mediante conexión Wifi es necesario que exista una potente señal para poder navegar por la red con una alta velocidad y buena estabilidad.

Es en estos momentos donde el repetidor Wifi juega un papel muy importante. Este tipo de dispositivos son capaces de marcar una importante diferencia a la hora de conectarse en Internet en espacios de grandes dimensiones. Son grandes aliados para conseguir una conexión rápida y potente. Pero ¿qué es exactamente y cómo funciona?

¿Qué es un repetidor Wifi?

Un repetidor de señal Wifi es un dispositivo tecnológico cuya misión es mejorar la potencia de la señal Wifi. En otras palabras, permite mejorar significativamente la cobertura de la señal Wifi para que llegue mucho más fácilmente a todos los rincones de la vivienda. Es importante tener en cuenta que el repetidor Wifi solamente se utiliza como bien indica su propio nombre para aquellas conexiones que se realizan por Wifi y no por cable de red.

Este tipo de dispositivos son perfectos para poner solución a los problemas de señal, bien sea por escasa cobertura o por mala calidad en la señal. Gracias a este tipo de aparatos se logra captar la señal Wifi y la amplifica para conseguir que el Wifi llegue con una buena potencia a todas las estancias de la vivienda.

Los repetidores Wifi permiten cubrir con la misma potencia toda la vivienda, oficina o empresa, mejorando las señales débiles y con poca cobertura. Resultan especialmente recomendables en viviendas, oficinas o empresas que tengan un gran tamaño, es decir, donde la señal no llega o llega con muchas dificultades.

¿Cómo funciona un repetidor Wifi?

El funcionamiento que tiene un repetidor Wifi es bastante simple y fiable. Este tipo de dispositivos se encuentran equipados con dos enrutadores inalámbricos. Uno de los enrutadores se encarga de recoger la señal Wifi, mientras que el otro enrutador tiene la misión de transmitir dicha señal con una mayor potencia.

Es decir, el repetidor se conecta al router de manera inalámbrica. De este modo, se logra que la señal tenga un mayor alcance y llegue con mayor cobertura a muchos más puntos de la vivienda. Si el router se encuentra por ejemplo en el salón, pero el Wifi no llega con potencia hasta el dormitorio principal, se debería colocar este repetidor en una zona intermedia entre ambas estancias y en la que llegue una buena potencia el Wifi.

Desde ahí, el repetidor se encargará de captar la señal y transmitirla con mayor potencia para que llegue al dormitorio principal. Es importante colocar estratégicamente el repetidor, ya que de lo contrario no cumplirá con su cometido. Situarlo en una zona más o menos intermedia entre la estancia que posee Wifi y la estancia a la que deseas que llegue el Wifi es fundamental.

Debe situarse en un punto intermedio para conseguir que la señal llegue perfectamente y se pueda ampliar sin dificultades. Si se sitúa demasiado lejos del router, la señal que llegará al repetidor será demasiado débil y de baja velocidad. Si se sitúa demasiado cerca del router emisor, router y repetidor emitirán de manera similar, de modo que no supondrá una mejoría en el alcance.

Como se decía, es fundamental que en dicho punto intermedio llegue una buena conexión Wifi para poder aumentar la cobertura sin inconvenientes. Al colocar el repetidor en el punto medio será como si el router estuviera colocado en dicha zona. Debe tenerse en cuenta que no todos los repetidores Wifi son idénticos, por lo que es necesario seleccionar aquel modelo que mejor se ajuste a tus necesidades particulares. Ahora que ya sabes cómo funciona un repetidor Wifi, te indicamos algunas recomendaciones básicas.

Recomendaciones para elegir un repetidor Wifi

A continuación encontrarás unos consejos básicos para seleccionar un buen repetidor Wifi:

  • Al tener un alcance limitado, nunca deben apurarse las distancias
  • Déjate guiar por el indicador de señal para encontrar el punto óptimo de colocación
  • Resulta importante que sea compatible con WiFi N y WiFi AC.
  • Escoge modelos que trabajen con ambas bandas de manera simultánea: 2,4 GHz y 5 GHz
  • Apuesta por modelos con antenas extensibles que puedan orientarse fácilmente
  • Ten en cuenta las posibilidades de configuración en cuanto a gestión de la red y seguridad

Si necesitas ayuda o estás buscando empresas especializadas en este tipo de servicios. Ymant, ofrece un gran servicio de redes informáticas con una serie de soluciones a medida para proyectos wifi y de cableado estructurado. ¡Contacta con nosotros!