¿Los dispositivos son una amenaza o una ventaja para los pequeños de la casa? El nacimiento del control parental no es un mero capricho, es una necesidad. Internet es un mundo amplio donde no todo es lo que parece. Desgraciadamente, los niños no suelen tener la madurez necesaria para determinar si están frente a un peligro y una amenaza. 

Quienes tienen hijos conocen perfectamente la gran preocupación de que no tengan acceso a determinadas aplicaciones o no puedan entrar a determinadas páginas web. El control parental se ha convertido en la mejor herramienta de la que disponen los padres para poder limitar el uso de Internet por parte de los pequeños de la casa.

Es una medida de seguridad que puede aplicarse a móviles, tablets y ordenadores utilizados por los niños de la casa. El control parental permite que los padres puedan restringir, monitorear y limitar la utilización de dispositivos tecnológicos a los más pequeños. Tiene muchas funciones, pudiendo activar todas ellas o solamente las que más te interesen.

Principales funciones del control parental 

Se ha convertido en un medida indispensable para poder proteger a los niños de los muchos peligros que esconde Internet. El control parental puede ser de gran ayuda para minimizar los riesgos, pero no hay que olvidar que actualmente los menores tienen muy fácil acceso a Internet.

Desde muy temprana edad, los padres ponen al alcance de sus hijos dispositivos tecnológicos de toda índole, por lo que resulta indispensable que los menores reciban una adecuada y completa educación digital para conocer las virtudes y peligros de navegar por Internet. Conozcamos para qué sirve el control parental y cuáles son sus principales funciones: 

  • Evita que se realice la compra de aplicaciones
  • Restringe la utilización de determinadas aplicaciones
  • Limita el tiempo de uso, estableciendo horarios 
  • Impide que tus hijos puedan visitar páginas web inapropiadas
  • Restringe la compra de determinadas aplicaciones 
  • Evita que puedan entrar en contacto con desconocidos
  • Limita el número de descargas para mayor seguridad 
  • Bloquea las llamadas a números desconocidos y números internacionales 
  • Restringe la información que se comparte
  • Combate problemas como sexting, grooming, ciberacoso o ciberbullying
  •  

Cómo configurar el control parental en Windows

Para poder activar y configurar el control parental en tus dispositivos con Windows 10 deberás seguir los siguientes pasos:

  • Accede a “Configuración”
  • Clica en el apartado “Cuentas”
  • Pulsa sobre el apartado “Familia y otras personas”
  • Añade tu cuenta propia de adulto de Microsoft en el apartado “Tu Familia”
  • Agrega en ese mismo apartado la cuentas de tus hijos
  • Tras crear las cuentas de tus hijos, activa los controles personalizados
  • Desde el apartado “Familia” podrás acceder a todos los controles que precises: localización, compras, aplicaciones, juegos, navegación, y mucho más.

Cómo activar el control parental en dispositivos Android 

Si deseas activar el control parental en aquellos dispositivos con sistema operativo Android a los que tengan acceso los pequeños de la casa, será preciso que sigas estas indicaciones en función de si se trata de un dispositivo propio o si bien es compartido contigo: 

Dispositivo compartido 

  • Crea un nuevo usuario para tu hijo
  • Para ello deberás acceder a “ajustes del sistema”
  • Busca la sección “Sistema”
  • Pulsa en “Varios usuarios”
  • Añade un nuevo usuario
  • Después, marca los permisos y opciones de configuración 

Dispositivo propio

  • Entra en la app de Google Play
  • Abre los ajustes y accede a la pestaña “Control parental”
  • Introduce un PIN para activarlo y que sólo tú tengas acceso a los ajustes
  • Establece las restricciones sobre juegos, aplicaciones, música y películas
  • Posteriormente, activa la pestaña “Pedir autorización para realizar compras” (pestaña localizada justamente debajo de la pestaña de “Control parental”)

Cómo activar el control parental en tablets de iOS y Android 

También resulta conveniente que conozcas los pasos a seguir para activar el control parental tanto en tablets de iOS como de Android, ya que se trata de un dispositivo muy común entre los pequeños de la casa. Su activación es idéntica a la que se realiza con dispositivos Android. Para su configuración el procedimiento a seguir es el siguiente:

  • Entra en “Ajustes”
  • Busca la opción “Tiempo de uso”
  • Selecciona si es tu dispositivo o el dispositivo de tu hijo/a
  • Edita todas las restricciones (uso, aplicaciones, privacidad, compras, etc.)

Es interesante que sepas que hay aplicaciones de control parental que podrás descargarte en tus aparatos tecnológicos e, incluso, puedes instalar algún antivirus que incluya esta opción. No olvides que el control parental es una función que se recomienda utilizar para menores con edades comprendidas entre los 6 y los 14 años de edad. ¡Protege lo que más quieres!