EL BLOG DE YMANT

MANTENIMIENTO, OUTSOURCING Y SEGURIDAD INFORMÁTICA

Videoconferencia

¿Y por qué empieza así este post? Porque vamos a hablar de las empresas que apostaron por la tecnología, en la que los trabajadores no han tenido que preocuparse más que de saber conciliar familia y trabajo.

Para una gran mayoría la experiencia de trabajar desde casa tal y como lo haces desde la oficina, ha sido tan sencilla como encender el ordenador personal y tener así acceso a todos los datos, aplicaciones, información, teléfono e incluso hasta poder ver las caras de tus compañeros. Y todo esto con la máxima seguridad. ¿Cómo es posible?

Nada mejor que un ejemplo. Uno de mis días de de teletrabajo en YMANT.

Empiezo el día entrando a nuestra sala de café en Teams para saludar a los compañeros, unos días lo hago desde el móvil y otros ya delante del ordenador, algunos están conectados al chat, (todos los días nos saludamos y nos despedimos!!) y otros están haciendo una videoconferencia, es importante no dejar de vernos, somos seres sociales y la comunicación es esencial en nuestras relaciones personales y profesionales. Ha sido fácil adaptarnos, llevábamos muchos meses usando el chat de la empresa para comunicarnos y haciendo hincapié a nuestros clientes para que lo hicieran ellos también (esto nos ha ayudado mucho en esta transición obligada).

Conectarse al ERP y a los datos es exactamente la misma experiencia que hacerlo desde la oficina, el único cambio es que en casa no tengo dos pantallas de 24″ (habrá que negociarlo si esta situación de confinamiento por el coronavirus se prolonga).

Cuando me pasan una llamada desde la centralita, puedo atenderla desde el móvil o desde el pc con los cascos. Normalmente prefiero el móvil, ya que así aprovecho para dejar la taza de café en el lavavajillas o levantarme y dar un pequeño paseo por la casa. Al fin y al cabo, andar mientras hablo, hace que me concentre más porque, si me levanto, no tengo una pantalla delante que me pueda distraer.  Reviso el calendario, tengo dos reuniones por videoconferencia, mi mayor preocupación para hacerlas es pensar qué fondo utilizar, porque el sistema funciona a la perfección. Ayer estuve en la montaña, hoy no sé si elegir playa o una oficina con vistas a la ciudad.

Así pasa mi día, entre reuniones por videoconferencia, llamadas telefónicas, presupuestos, consultas de compañeros y compañeras, idas y venidas a la cocina y, por supuesto, ayudar con los deberes o jugar con mis hijas.

Está nueva realidad ha venido para quedarse, las empresas más innovadoras y que apuesten por la tecnología, saldrán fortalecidas. La parte positiva de esto es, que si no lo tienes ya, todavía estás a tiempo.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.