Tipos de cable de red

Sin comentarios

Cuando hay que montar una nueva oficina, una de las infraestructuras que hay que instalar es el cableado de red para dar servicio a los equipos de usuario. Aunque la tecnología Wi-Fi ha dado importantes pasos en el último lustro, la verdad es que no puede competir con la fiabilidad y velocidad del cableado físico para equipos fijos. Según nuestra infraestructura los puestos de trabajo necesitarán 1 o 2 tomas de red cada uno.

Si la oficina va a utilizar una centralita tradicional necesitaremos llevar un par telefónico desde la centralita a cada puesto. Aunque existe el cableado específico para esta función, con solo dos pares de hilos, la verdad es que su uso está en decadencia. El coste de instalación de este tipo de cable es idéntico al de red y limita su utilización en el futuro. Los cables de red puede utilizarse para transportar la telefonía clásica, así que si tenemos una tirada decables de red podemos utilizarla para conectar lo que necesitemos: un ordenador o un teléfono.

Para realizar tiradas de cables de red hoy en día se utilizan los cables de las categorías 5e y 6, según las necesidades del usuario.

La categoría 5e fue una mejora, enhancement, sobre la tecnología de fabricación de los cables de categoría 5, consiguiendo un mejor rendimiento sin cambiar las especificaciones eléctricas y de frecuencia de funcionamiento, que permitió el uso de redes a 1Gbps  en entorno locales sin tener que cambiar toda la infraestructura. Debido a su mayor difusión, encontraremos un mayor abanico de productos compatibles con este tipo de cableado, y por lo tanto tiene un menor coste de adquisición e instalación. El mayor inconveniente es que con la tecnología actual ya se está sacando el máximo rendimiento de este conexionado físico con lo que es posible que en no demasiados años se pueda quedar corto para las aplicaciones más exigentes, si bien seguirá siendo totalmente válido para el uso general.

Los cables de categoría 6 implantan las mejoras en los sistemas de fabricación que se desarrollaron para la Cat5e pero modifica sus características de funcionamiento eléctrico y su uso de frecuencias portadoras para optimizar el uso del cable. Una de las diferencias más visibles es su mayor blindaje a las señales exteriores lo que lo convierte en un cable más grueso y difícil de doblar, con lo que las instalaciones de cableado se complican. Precisamente este apantallamiento extra hace que los conectores deban ser diferentes, por lo que no se puede aprovechar la infraestructura (tomas de pared, puntos de parcheo, etc.) de una instalación anterior.

Si vas a realizar una ampliación de puestos o reformar la oficina, consulta con tu proveedor de servicios informáticos sobre la conveniencia de utilizar uno u otro cable.

YmantTipos de cable de red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *