Tener IP pública

Sin comentarios

Existen dos grandes bloques de direccionamiento IP: el privado, que utilizamos dentro de la empresa, y el público, que es que se utiliza en Internet. También hemos visto el funcionamiento básico del protocolo DNS que convierte los diferentes nombres de dominio, que son humanamente entendibles y recordables, por estas direcciones IP, que es lo que en realidad entienden las máquinas.

Tener nuestro bloque de direcciones IP

Si ya sabemos qué podemos comprar nuestro nombre de dominio, ¿por qué no tener nuestro propio bloque de direcciones IP?. Aunque el número de direcciones IP públicas libres estás disminuyendo rápidamente, aún hay posibilidades de reservar nuestro bloque.

Todos los proveedores de servicio de Internet nos asignan una dirección IP pública de su propio bloque cuando navegamos o enviamos un correo electrónico. Estas direcciones IP pueden ser dinámicas, que cambian cada vez que nuestro router se conecta a Internet, o fija, siempre tendremos la misma. El hecho de tener una dirección fija facilita las comunicaciones en servicios avanzados (túneles IPsec, alojamiento de páginas web, servicios de correo electrónico propios,etc.).

Para la gran mayoría de empresas es suficiente con alquilar una dirección IP fija a su proveedor de tal forma que se aseguran tener siempre la misma dirección.

Pero, ¿qué pasa si cambiamos de proveedor?

En ese caso para la gran mayoría de servicios será suficiente con gestionar adecuadamente los servidores DNS para que ningún cliente se de cuenta del cambio, pero en ocasiones no siempre es factible.

El hecho de tener un bloque de direcciones IP reservado permite cambiar de proveedor de servicios de Internet de forma más sencilla, ya que las direcciones IP, y los servicios que están funcionando sobre ellas, son totalmente independientes de quién nos de la conexión.

Otra ventaja importante aparece cuándo una empresa necesita tener más de un proveedor de Internet para asegurar la disponibilidad de sus aplicaciones en caso de pérdida de servicio por parte de un proveedor. En tal caso, el hecho de tener un bloque de direcciones IP reservado permitiría desviar el tráfico por proveedores diferentes de tal forma que los clientes externos no notarían corte de servicio alguno.

Ymant | comunicaciónTener IP pública

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *