Malware

Sin comentarios
Se denomina malware todo software malicioso, es decir que tiene como función infiltrarse en o dañar un sistema informático sin el consentimiento de su propietario. Esta es una categoría mucho más amplia que los virus informáticos, aunque en entornos no técnicos se suele utilizar la palabra virus como genérico para denominar malware. Veamos pues una clasificación y explicación de los diferentes tipos de software malintencionados, si bien lo más común es que un software en concreto utilice técnicas de varias de estas categorías:
• Virus informático: Se trata de software que al ejecutarse se propaga infectando otros programas residentes en la misma máquina. Algunos virus inutilizan los archivos del equipo al modificarlos y corromperlos.
• Gusanos: Son programas que se transmiten a si mismos por la red. La idea es infectar y propagarse lo máximo posible por la red. No siempre contienen instrucciones dañinas.
• Troyanos: Se trata de software malicioso disfrazado como un programa útil o atractivo. Pueden aparentar ser un juego entretenido, pero que mientras el usuario está jugando el programa aprovecha para realizar otras funciones de forma inadvertida. Recibe su nombre de la historia del caballo de Troya.
• Backdoor: Los backdoors son programas que permite la entrada a un sistema desde el exterior sorteando los sistemas de seguridad existentes. Tratan de permanecer ocultos para permitir que su desarrollador pueda entrar en un sistema las veces que sean necesarias.
• Spyware: Se trata de software creado específicamente para recopilar información de un usuario o sistema y enviarlo a su creador. Puede recopilar desde los correos electrónicos que manda o las direcciones web que visita. Es un sistema utilizado por empresas de publicidad.
• Adware: Son programas que una vez instalados en un ordenador muestran ventanas publicitarias sin consentimiento. Esta publicidad reporta beneficios al creador del software.
• Hijackers: Se trata de software que modifica la configuración del equipo para dar un beneficio a su desarrollador. Puede ir desde la modificación de la página de inicio del navegador a una que reporte beneficios económicos al propietario del software, o el bloqueo total del equipo hasta que el usuario pague una cantidad para recuperarlo.
• Ransomware: Parecidos a los hijackers, los programas de esta categoría cifran los archivos del usuario quien debe pagar una cantidad para obtener la clave para descifrarlos y volver a utilizarlos.
• Keyloggers: Se trata de un software que almacena todas las pulsaciones de teclado para posteriormente enviarlas al exterior. De esta forma se pueden conseguir claves de acceso a sitios seguros.
Como se puede observar existen multitud de aplicaciones diseñadas con malas intenciones, por lo que no debemos descuidar nuestra protección utilizando un buen sistema de antimalware y nuestro sentido común.
YmantMalware

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *