Gestor Ancho de Banda

Sin comentarios

Cada vez es más habitual que las empresas, sobre todo las PYME, deleguen una parte de su infraestructura tecnológica, ya sea de almacenamiento en disco o de servicios web, en empresas especializadas que proveen estos servicios desde sus servidores publicados en Internet. Esta estrategia permite que las pequeñas empresas no deban preocuparse de forma inmediata en las implicaciones físicas (servidores, sistemas de copias, cabinas de discos, etc.) que tienen los nuevos proyectos o servicios.

Estrategia de externalización

Esta estrategia de externalización, que facilita mucho los inicios de cualquier empresa, tiene un punto débil muy importante: la conexión a Internet. Si falla la conexión a Internet será imposible acceder a la información alojada remotamente por lo que asegurar su correcto funcionamiento se convierte cada vez en más importante para las empresas.

Ya tratamos en un artículo anterior las diferentes opciones que tenemos para diversificar nuestra conexión a Internet de tal forma que consigamos una redundancia que nos permita reducir al mínimo el tiempo de incomunicación. La elección de un sistema u otro de redundancia dependerá de las necesidades reales de nuestra empresa y de las opciones e infraestructuras que existan en nuestra zona.

Consumo real del tráfico

Otro tema a revisar en las comunicaciones es el consumo real del tráfico. De poco nos van a servir unas líneas de datos redundadas si resulta que se quedan cortas para nuestras necesidades del día a día. Igualmente no siempre podremos conseguir líneas de comunicaciones con suficiente ancho de banda como para soportar tráficos puntuales de máxima carga sin que se resiente su utilización. Para poder monitorizar, controlar y asegurar los caudales de tráfico necesarios para el correcto funcionamiento de nuestra empresa podemos utilizar un gestor de ancho de banda.

Estos equipos permiten separar el tráfico de nuestra línea en diferentes caudales y regularlos para que no superen un nivel determinado o para asegurar que nuestras comunicaciones más importantes siempre tengan un caudal asegurado.

Con un gestor de ancho de banda bien configurado evitaremos que el envío de correos pesados (con ficheros adjuntos, etc.) impida la utilización de nuestro almacenamiento online  permitiendo así que la empresa siga trabajando aunque haya picos de tráfico excesivos.

Ymant | comunicaciónGestor Ancho de Banda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *