Conveniencia de radioenlace

Sin comentarios
Estamos acostumbrados a tener acceso a Internet en nuestras oficinas a través de líneas físicas (ADSL, cable coaxial, fibra óptica, etc.), pero también estamos acostumbrados a utilizar las ondas electromagnéticas para poder comunicarnos (radio, televisión, telefonía móvil, redes Wi-Fi, etc.).
Si nuestra oficina está alejada del centro de las ciudades es posible que nos encontremos con que las conexiones tradicionales ofrezcan unas capacidades demasiado limitadas para cubrir nuestras necesidades de conectividad. Estas son las situaciones ideales para la tecnología de radioenlaces ya que permite dar conectividad a lugares donde la infraestructura cableada tradicional no llega o lo hace deficientemente.
Otra de las grandes bazas de esta tecnología es la conexión de varias sedes de nuestra empresa formando una única red local interna, aunque en realidad se traten de varios edificios independientes. Para estas situaciones bastaría con conectar dos antenas homologadas, una en cada sede, y realizar la conexión de los diferentes sistemas.
La sincronización de las diferentes antenas de radioenlace para crear una red interna no es trivial y requiere de una cierta pericia técnica, por lo que es aconsejable contratar los servicios de personal cualificado para esta tarea.
El espectro radioeléctrico está regulado legalmente y deben cumplirse toda una serie de normativas que son diferentes en cada país, así que en caso de querer realizar un montaje de estas características deberemos asegurarnos que los equipos cumplen con la normativa aplicable a nuestra ubicación.
Además de las regulaciones sobre el uso del espacio radioeléctrico hay que consultar con nuestro ayuntamiento sobre las regulaciones arquitectónicas que debamos cumplir. No sería extraño que al añadir una antena en el techo del edificio sobrepasásemos la altura máxima y esto pudiera derivar en una infracción urbanística.
Debido a la propia naturaleza del medio físico por donde enviamos la información estos radioenlaces suelen tener menos capacidad que las líneas de conexión tradicionales, por lo que en caso de poder optar por éstas es recomendable su utilización.
YmantConveniencia de radioenlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *