Como elegir el mejor hosting

Sin comentarios

Como elegir el mejor hosting

Al contrario que en el housing, el hosting consiste en alquilar las capacidades técnicas que necesiten nuestras aplicaciones a un proveedor especializado.
En este tipo de contrato alquilamos capacidades según nuestros requerimientos (memoria Ram, capacidad de CPU, espacio en disco, tráfico de Internet, sistema operativo, etc.) y es el proveedor quien debe buscar y adaptar sus sistemas para cumplir con nuestros requisitos. Por lo tanto tanto la adquisición como la configuración inicial y el mantenimiento de los equipos es responsabilidad del proveedor.
Dentro del hosting hay varias opciones que deberemos valorar en función de nuestros requerimientos y esperanza de crecimiento futuro.
Servidores propios
Con este sistema alquilamos un equipo físico que sólo será utilizado por nosotros. El proveedor instalará sobre él todo el software que requiramos y empezará a darnos servicio. Conceptualmente se diferencia del housing en que una vez instalado y en funcionamiento no podemos realizar modificaciones o reconfiguraciones, ya que en realidad el equipo no es nuestro. Este tipo de contratos suelen tener una duración mínima que permita ajustar los costes al proveedor.
Servidores compartidos
En esta modalidad el proveedor configura nuestras aplicaciones y servicios en servidores físicos donde ya existen otros usuarios. De esta forma el proveedor puede amortizar la adquisición de grandes equipos hardware con una potencia importante al repartir los costes de adquisición y mantenimiento entre varios clientes.
Servidores virtuales
Si bien en la opción anterior existía un hardware físico que se repartía entre varios clientes, en los sistemas de servidores virtuales la separación entre los requerimientos y la máquina física es aún mayor. Con los sistemas de virtualización un proveedor puede dar servicio con el mismo equipamiento físico a diferentes necesidades separando totalmente la capa del usuario de la capa física. En un entorno de servidores virtuales podemos tener corriente en un mismo servidor físico máquinas con sistemas operativos diferentes (Microsoft Windows, Solaris, Linux, etc.) con diferentes tecnologías (32/64 bits) y requerimientos tanto de memoria como de velocidad de procesador (servidores con 1,2Ghz, mientras otros con 2,4GHz, etc.).

Según nuestros requerimientos reales deberemos optar por una u otra opción, por lo que en caso de duda consulte con su proveedor de servicios informáticos.

YmantComo elegir el mejor hosting

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *