B2B & B2C & B2E

Sin comentarios

Cuando el mundo de los negocios entró en Internet cambió el paradigma de esta red inicial. Internet dejó de ser una red que permitía la comunicación de personas e ideas (aunque los inicios de la red se basen en una necesidad de comunicación militar) para buscar diferentes estrategias para hacer negocios. Con la extensión de los portales web de empresas que vendían sus servicios nos encontramos con que había que plasmar en el mundo virtual lo que se llevaba haciendo desde toda la vida en el mundo físico: una empresa no ofrece el mismo servicio o el mismo precio a un nuevo cliente que a una empresa que haga de intermediaria o a sus propios empleados. Nacieron así varias siglas que intentaban agrupar las páginas web por el tipo de negocio que pretendían realizar.

B2C
Las clásicas páginas web de venta de servicios que como usuarios conocemos se categorizan como B2C (Bussiness-to-Client). Aquí una empresa intenta vender un producto o un servicio al cliente final utilizando la información y promoción de su página web, al igual que realiza cualquier tienda con su escaparate físico. Un ejemplo podría ser una página web de venta de viajes que promociona un paquete turístico.

B2B
Aunque siempre ha habido intermediarios, ya que permiten la expansión de un negocio, la llegada de Internet amplió en gran medida este sector. Podemos ponernos en contacto con cualquier empresa del mundo para vender nuestros servicios de forma local a través de estos intermediarios. Como es lógico estos intermediarios, que suelen mover más cantidad de ventas, disfrutan de condiciones especiales frente a los clientes individuales por lo que suelen tener acceso a un página web de proveedores (Bussiness-to-Bussiness), donde deben autenticarse, para poder acceder a las promociones especiales. En nuestro ejemplo se trataría del portal web del mayorista de donde la agencia de viajes ha sacado la información y costes del paquete turístico.

B2E
La mayoría de empresas ofrecen ofertas y descuentos especiales a sus propios empleados. Cuando se trata de una PYME no suele hacerse de forma oficial pero cuando la empresa crece ya se necesita un cierto control. Para cubrir esta necesidad de gestión interna aparecieron las páginas Bussiness-to-Employee que permiten a los empleados contratar los servicios de la empresa donde trabajan con promociones especiales. Si bien suelen integrarse dentro de una intranet también es posible encontrar estas páginas desde Internet aunque requieren de una autenticación para poder acceder a ellas.

YmantB2B & B2C & B2E

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *